EL MUNDO. CASTILLA Y LEÓN. 11 DE FEBRERO. 2006

…un vino de producción muy limitada, el Azuel Vendimia Seleccionada 2004, la primera cosecha de Muñoz y Mazón, una pequeña bodega de Ribera del Duero que lanzó una primera partida de 8.000 botellas de este vino que se alzó con el máximo galardón de los Premios Envero de este año en una de las categorías reina, la correspondiente a los vinos de “Alta Expresión”.

El premio lo obtuvo tras dos jornadas de cata en la que un comité presidido por Pascual Herrera, director de la Estación Enológica de Castilla y León, examinó en esta novena edición de estos galardones 175 vinos de 74 bodegas.

Un pequeño viñedo centenario bien formado y situado en el páramo de la localidad burgalesa de Villatuelda, casi en el limite de la DO, ha sido la base sobre la que se ha forjado el nacimiento de este vino, al que han acompañado pequeñas partidas de uva de otras minúsculas parcelas plantadas en la misma época. Se trata de un fenómeno común en otros países vecinos como Francia, donde se crean proyectos vitivinícolas para extraer el máximo potencial de un proyecto y de un terruño determinado, fenómeno que se percibe cada vez con más frecuencia en Castilla y León. Se trata de la creación de lo que se conoce como «bodegas boutique», un fenómeno cada vez más habitual y el responsable del nacimiento de pequeñas vinificaciones que revelan la grandeza de determinados terruños.Para lograr una mayor calidad del vino, la bodega hace una doble selección de la uva, primero en el viñedo y posteriormente en bodega con la mesa de selección, en la que van volcando las cajas de 20 kilos en las que llega el fruto hasta la tolva de recepción.

 
 
  Home